Especial menu

Menu Especial
FM_PRODUCTOS_DE_BELLEZA.jpg

INICIO

Tarjetas de la corrupción: la Fiscalía busca pruebas en el celular de “Chocolate” Rigau y sospecha que hay muertos que cobraban

  • A pesar del intento de anular la causa, la Fiscalía intentará abrir el teléfono del puntero del PJ.

  • Entre las 48 tarjetas habría personas fallecidas que cobraban $583.000 mensuales.

Mariano Roa

Los investigadores judiciales del escándalo que involucra al puntero del PJ platense Julio "Chocolate" Rigau, que fue detenido cuando retiraba dinero de 48 tarjetas de débito de empleados de la Legislatura bonaerense, coinciden en tres puntos:

1) Creen que los jefes del puntero del PJ tenían que actuar rápido y sacarlo de prisión para que evitar que se quiebre y los involucre en el caso de corrupción; 2) que esos "jefes" debían conseguir que se anule la causa para recuperar el celular del imputado antes de que lo abran los investigadores, y 3) consideran que, con sólo escarbar un poco, podrían aparecer más evidencias de un esquema de saqueo de fondos públicos que comprometería judicialmente a buena parte de la política de la provincia de Buenos Aires.

 

Sobre el primer punto, sostienen que los jefes del puntero consiguieron su objetivo sin demasiado esfuerzo: los abogados de Rigau del exclusivo estudio de Gascón Gotti, entraron al libro Guinness al conseguir en tiempo récord liberar a su cliente.

El puntero peronista Chocolate Rigau.
El puntero peronista Chocolate Rigau.

 

Para ser justos, los que conocen la cocina indican que el que debería figurar en el libro de colecciones de récords mundiales es el hábil operador massista Raúl "Cabezón" Pérez. Es que varios protagonistas señalan que fue Pérez quién primero intentó seducir al juez de Garantías Federico Guillermo Atencio en una fugaz visita a la casa del magistrado. Habría fracasado en esa gestión.

El "Plan B" era más seguro, pero probablemente más caro. Pérez tenía que cumplir con el mismo propósito de seducción de dos camaristas mucho más reconocidos por sus compromisos políticos que por impartir justicia: Juan Benavides y Alejandro Villordo.

Justamente fueron esos dos magistrados de la Sala III de la Cámara de Apelaciones de La Plata los que resolvieron declarar nulo el procedimiento policial que culminó con la detención de "Chocolate" y el polémico puntero recuperó la libertad.

 

Investigan el celular del puntero

En cambio, Rigau no logró recuperar el teléfono que le incautaron y que ahora puede ser abierto por los investigadores. Es que aún habiendo conseguido que los camaristas hayan anulado la causa, la apelación del Fiscal General Héctor Vogliolo (en realidad hizo una reserva en ese sentido), puso puntos suspensivos a esa anulación.

A su vez, la fiscal Betina Lacki, casi una excepción en el poder judicial bonaerense por su autonomía e independencia, no sólo retuvo el $ 1.200.000 y las 48 tarjetas que tenía Chocolate en su poder cuando fue detenido, sino que también estaría decidida a no devolver el teléfono al puntero para intentar abrirlo en los próximos días.

Hasta el jueves pasado, cuando se produjo la liberación del puntero peronista, habían declarado 15 de los 48 titulares de las tarjetas incautadas. Desde la Fiscalía mandaron la citación judicial a casi todos. Muchos de esos supuestos "ñoquis" contratados por la Legislatura provincial bonaerense ni siquiera residen en La Plata. Incluso sospechan que tres nombres de los que figuran cobrando salarios de $ 580.000 mensuales serían personas ya fallecidas.

Curioso, buena parte de los dueños de esas tarjetas habrían firmado su primer contrato en forma casi simultánea, en 2015.

"Entraron como en malón. Es una de las características de este tipo de esquemas de corrupción. La Cámara de Diputados provincial acuerda un presupuesto, que este año fue de casi $ 70.000 millones, mucho más que la mayoría de los municipios del GBA. Una parte se lo dividen entre los diferentes sectores internos del oficialismo y algunos de la oposición", cuenta un intendente peronista que también calentó una banca en la Legislatura.

 

Sospechas sobre el massismo

El gran escollo para los políticos es cómo hacerse de la plata. Es decir, como sacarla legalmente sin dejar sus huellas que los comprometan. Desde siempre, la mejor manera es conseguir personas que les presten sus nombres para aparecer en los contratos y luego aceptar entregar las tarjetas. Como retribución hay un poco de dinero y cobertura médica.

Ahí es donde entran a jugar los punteros, que son los que reclutan a los ñoquis. No es una tarea fácil. A tal punto que cuando hay recambio de diputados o algún jefe pierde el poder, ese paquete de personas contratadas se vende al nuevo líder.

Entre las fuentes consultadas deslizaron que alguien que podría aportar bastante información sobre el "paquete de contratados" que figuraban como titulares de las tarjetas en poder de Chocolate sería el massista Rubén Eslaiman, actual vicepresidente de la Cámara de Diputados bonaerense y además candidato a renovar su banca por Unión por la Patria en los comicios de octubre.

Otros voceros creen que probablemente también podrían cooperar con datos certeros sobre la causa podrían ser el concejal del Frente Renovador de La Plata, Facundo Albini, y sobre todo su papá, Claudio Albini, que durante muchos años fue el Director de Personal de La Legislatura bonaerense

 

 

 

 

 

Fuente: Clarín

___________________


Certificados SSL Argentina

 
 

 
 

 
 

Envía tu mensaje a Nahuel Producciones